La urología es:

La urología es la especialidad médico-quirúrgica que se ocupa del estudio, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del aparato urinario (riñón, uréter, vejiga, próstata, uretra), glándulas suprarrenales y retroperitoneo de ambos sexos y del aparato genital masculino (pene y testículos), sin límite de edad.

Nuestros médicos te ofrecen la calidez y excelencia que mereces. 

            NOMBRECÉDULA
  • DR. JORGE ALBERTO GUTIERREZ MARQUEZ
11679768
  • DR. ELIAS DALHAUS RACHED
9388957
  • DR. ANDRÉS RAYA SOTO
7933251
  • DR. ORLANDO CHAVERO SANCHEZ
9710872

El cáncer de próstata es el cáncer más frecuente en los varones. Los métodos de diagnóstico precoz permiten detectar este tipo de cáncer en fases incipientes y darle una solución adecuada.

Sin embargo, estos métodos no son cien por cien exactos, por lo que puede haber casos de tumores agresivos que no se detecten; y casos de tumores de comportamiento benigno que se traten agresivamente. Además, algunas de estas pruebas diagnósticas conllevan riesgos que deben tenerse en cuenta.

Los cálculos urinarios o litiasis renal o piedras en el riñón son procesos frecuentes, molestos y potencialmente graves. En nuestro equipo realizamos procedimientos mínimamente invasivos con láser para resolver la litiasis urinaria de forma rápida y eficaz.

Estas piedras o cálculos suelen formarse en las papilas del riñón y están adheridos a sus paredes, pero si se desprenden pueden provocar un cólico renal o cólico nefrítico. Este es un cuadro muy doloroso en el que el cálculo va atravesando el uréter, la vejiga y la uretra hasta que es expulsada. En ocasiones no se consigue expulsar el cálculo espontáneamente, bien porque es demasiado grande para atravesar el uréter, bien porque alguna anomalía anatómica dificulta su expulsión. En esos casos se recurre a diversas técnicas para fragmentar el cálculo o extraerlo, evitando así la obstrucción del drenaje urinario. Ocasionalmente, es necesario hacer una intervención quirúrgica para extraer el cálculo.Estas piedras o cálculos suelen formarse en las papilas del riñón y están adheridos a sus paredes, pero si se desprenden pueden provocar un cólico renal o cólico nefrítico. Este es un cuadro muy doloroso en el que el cálculo va atravesando el uréter, la vejiga y la uretra hasta que es expulsada. En ocasiones no se consigue expulsar el cálculo espontáneamente, bien porque es demasiado grande para atravesar el uréter, bien porque alguna anomalía anatómica dificulta su expulsión. En esos casos se recurre a diversas técnicas para fragmentar el cálculo o extraerlo, evitando así la obstrucción del drenaje urinario. Ocasionalmente, es necesario hacer una intervención quirúrgica para extraer el cálculo.

Las intervenciones mediante pequeños orificios en la piel han sustituido a las operaciones abiertas, permitiendo operaciones más seguras y menos molestas y mejorando los resultados de la cirugía. La laparoscopia se aplica fundamentalmente en el tratamiento del cáncer de próstata, enfermedades del riñón, cáncer suprarrenal y cáncer de vejiga.

El cáncer de vejiga es uno de los tumores más frecuentes en nuestra sociedad. Su tratamiento exige un seguimiento estricto y una elevada especialización para que los resultados sean excelentes.

En este procedimiento se introduce una sonda láser la proximidad del cálculo renal, y mediante una serie de pulsaciones con láser de Holmio se fragmenta el cálculo. Al tiempo que se destruye se recuperan y extraen los fragmentos residuales para evitar nuevos episodios de cólicos.

Esta técnica tiene varias ventajas sobre la litotricia tradicional (litotricia extracorpórea con ondas de choque). En primer lugar, permite tratar cálculos de mayor dureza y de mayor tamaño, para los que la litotricia extracorpórea no es eficaz. En segundo lugar, deja muchos menos fragmentos en la vía urinaria, por lo que se producen menos episodios de dolor y cólico post-tratamiento (al no tener que expulsar apenas fragmentos de la piedra).

La hiperplasia benigna de próstata es un proceso que afecta al 20% de los varones a lo largo de la vida. El aumento del tamaño prostático con la edad (hiperplasia de próstata) puede hacer que esta glándula, que abraza la uretra, la oprima dificultando la salida de la orina, pudiendo llegar a producir una oclusión completa del flujo urinario.

El tratamiento tradicional de esta enfermedad implicaba un alto riesgo de complicaciones e ingresos prolongados (prostatectomía abierta o resección trasuretral).El advenimiento de la técnica láser revolucionó el tratamiento de esta patología.

¿Sabías qué...

  • la orina se conforma de un 95% de agua, 2% de minerales y 3% de urea y ácido úrico?